RUTAS DE CASTILLA Y LEÓN

Conoce los orígenes del castellano con su Camino de la Lengua

imagen
Foto: Camino de la Lengua

El Camino de la Lengua Castellana es una ruta centrada en sus orígenes y expansión en el espacio. Se trata de un recorrido por algunas ciudades españolas que permite, a través de la lengua y la literatura castellana conocer la cultura, la historia, la arquitectura, tradiciones y gastronomía de los lugares que jalonan este Camino integrado por San Millán de la Cogolla, Santo Domingo de Silos, Valladolid, Salamanca, Ávila y Alcalá de Henares, cuatro de ellos Patrimonio de la Humanidad.

burgosnoticias.com  | 28/05/2018 - 11:04h.

La ruta ha sido reconocida como Itinerario Cultural Europeo (2002) y Gran Ruta Cultural del Consejo de Europa (2004).

SAN MILLAN DE LA COGOLLA (LA RIOJA)

Este lugar,  Patrimonio de la Humanidad (1997) pertenece al Camino de la Lengua Castellana por ser aquí donde aparecen, según algunos ya que otros hablan de Valpuesta, las primeras manifestaciones escritas en lengua castellana: las Glosas Emilianenses , procedentes del monasterio mozárabe de Suso. En el año 964 se escribió en San Millán de la Cogolla el Códice Emilianense, primer diccionario enciclopédico de la Península Ibérica.

Foto: Camino de la lengua
Foto: Camino de la lengua
A la relevancia literaria de este lugar hay que sumarle el importante valor arquitectónico de sus monasterios. Suso es un antiguo y austero cenobio visigótico cuyos orígenes se remontan al siglo V, mientras que Yuso destaca por su conjunto arquitectónico, siendo conocido incluso como "El Escorial de La Rioja".

SANTO DOMINGO DE SILOS (BURGOS)

El primer documento que se conserva referente a este monasterio data del año 954. La prosperidad que llegó a alcanzar el lugar se debe, en gran medida, a la persona que dio nombre al cenobio, Santo Domingo de Silos.

Del monasterio hay que citar las Glosas Silenses. Son, igual que las de San Millán, comentarios aclaratorios a textos latinos, tratándose por lo tanto de una de las primeras manifestaciones de un castellano incipiente.

Hay que destacar también su monasterio, en especial su claustro bajo, una de las obras cumbre del arte románico en la Península Ibérica. Los muros de este cenobio guardan el silencio de esta maravilla arquitectónica decorada con bellos capiteles con motivos vegetales y de animales.

Foto: Camino de la Lengua
Foto: Camino de la Lengua
Allí se puede ver el afamado ciprés al que Gerardo Diego, entre otros escritores, dedicó sus versos. Otro de los encantos del lugar es la botica, que conserva los anaqueles, con sus tarros para las pócimas y remedios; así como los hornos, retortas, alambiques y demás instrumentos de cocimiento.

Como colofón del lugar hay que hablar de los cantos gregorianos que interpretan los monjes de Silos en la liturgia y que han dado la vuelta al mundo pudiendo ser escuchados por los visitantes que asisten a los oficios religiosos en la iglesia del monasterio.

VALLADOLID

La ciudad del río Pisuerga atesora momentos trascendentales en el pasado histórico de la lengua castellana. Cabe destacar la importancia de su  universidad y la estancia en la ciudad de un Cervantes en sus años literariamente más fértiles. De hecho, el escritor vivía aquí cuando, en 1605 se publica su obra cumbre "Don Quijote de la Mancha".

De la estancia de Cervantes en Valladolid queda el reflejo en sus obras. Muchos rincones vallisoletanos salpican sus páginas con múltiples referencias a lugares entrañables para la ciudadanía. Valladolid fue sede ocasional de la Corte itinerante de los Reyes Católicos y lugar muy vinculado a otra gran figura, Cristóbal Colón.

El V Centenario de su fallecimiento, en el año 2006, puso en valor la Casa-Museo que perteneció a su familia y que contiene valiosos documentos del Descubrimiento de América y de la penetración del castellano como lengua en el Nuevo Continente.

La vocación literaria de la ciudad no termina en Cervantes, José Zorrilla, Rosa Chacel, José Jiménez Lozano, Miguel Delibes, Jorge Guillén... son una muestra de la  aportación contemporánea de esta ciudad ligada íntimamente a la lengua española.

SALAMANCA

Salamanca, Patrimonio de la Humanidad (1988), cuenta con un patrimonio artístico tan rico que le ha llevado a conocerse como "la Pequeña Roma". Su vida, fuertemente vinculada a la universidad, la más antigua de España, le hace ser denominada también como "la Ciudad Sabia". Uno de los rincones más interesantes de la universidad es su biblioteca barroca, levantada entre los años 1749 a 1775. En el centro de la sala se encuentra el archivo de manuscritos e incunables, el "sancta

sanctorum", donde se ha habilitado un microclima especial para conservar los 483 incunables que alberga.

Con la universidad se relacionan personajes del calado de Miguel de Unamuno, Fray Luis de León, de quien se conserva el aula tal y como estaba cuando impartía clases, o Antonio de Nebrija, autor de la primera gramática de lengua española (1492).

Además, Salamanca es escenario de dos relevantes obras de la literatura española, "La Celestina" y "El Lazarillo de Tormes". La ciudad, atravesada por el río Tormes, fue lugar de ficción y realidad conjugadas para personajes y personas: Melibea, el Lazarillo, Teresa de Jesús, Juan de la Cruz, la Tía fingida, el Licenciado Vidriera...

La Plaza Mayor es otro referente indiscutible de Salamanca. Además de ser uno de los monumentos cumbres del barroco español, es el corazón de la ciudad. Es ante todo un punto de encuentro, tanto en lo que se refiere al trabajo como al ocio de salmantinos y visitantes.

ÁVILA

Ávila, Patrimonio de la Humanidad (1985), es el mejor ejemplo de lo que fue una  ciudad amurallada de la España medieval.

Cualquiera de las nueve puertas de la Muralla invitan al viajero a entrar en la fortaleza en busca de la aventura histórica, literaria, artística.... En el interior de sus muros, las iglesias, conventos, edificios monumentales, y su urbanismo de calles estrechas y sinuosas hacen de esta ciudad castellana un lugar donde la historia española y la forma de vida medieval se conservan hasta nuestros días.

Ávila es el escenario de la vida de Santa Teresa de Jesús. El convento de la Santa se levanta sobre su antigua casa y conserva el lugar de nacimiento. Las fachadas de los edificios relacionados con la vida de Santa Teresa pueblan aún buena parte de la ciudad. El convento de San Juan fue escenario de su bautizo y el de San José conserva algunas de las reliquias teresianas.

Foto: Camino de la Lengua
Foto: Camino de la Lengua
Completan la visita a la ciudad la catedral románica, la basílica de San Vicente y el paseo por las callejuelas abulenses. Extramuros se encuentra el monasterio de la Encarnación, en el que vivió la santa y que conserva la celda en la que escribió parte de su obra y el confesionario de San Juan de la Cruz, compañero de Santa Teresa en la reforma de la orden Carmelita.

Una parada obligada es el mirador "Los Cuatro Postes", donde se dice que Don Pedro encontró a sus sobrinos Teresa de Cepeda (Teresa de Jesús), y a su hermano Rodrigo cuando, siendo niños, huían a tierra de moros buscando el martirio.

ALCALA DE HENARES  (MADRID)

Alcalá de Henares, la antigua Complutum romana, es cuna del más insigne escritor en lengua castellana, Miguel de Cervantes. Allí se conserva la casa natal del autor, convertida en museo.

La universidad es también parte fundamental en la vida de Alcalá de Henares. Fue fundada por el Cardenal Cisneros en 1499 y en ella se acoge, cada 23 de abril, la entrega del Premio Cervantes de Literatura.

Este lugar es el punto final del recorrido que como hemos dicho se inicia en San Millán de la Cogolla y recorre 4 provincias de Castilla y León.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad