SUCESOS

Le detienen por conducción temeraria y descubren que conducía un vehículo robado y bajo los efectos del alcohol

coche-guardia-civil-trafico

Conducía un vehículo sustraído, dio positivo en alcoholemia y carecía de autorización para conducir por resolución judicial.

burgosnoticias.com  | 10/01/2020 - 11:44h.

Fuerzas de la Guardia Civil del Subsector de Tráfico de Burgos, han detenido en las proximidades de la capital a J.R.R. de 53 años de edad, como presunto autor de los delitos contra la seguridad vial de conducción temeraria, conducir un vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas superando las tasas establecidas y por conducir careciendo de autorización al haber sido privado de su Permiso de Conducir por resolución judicial.

Los hechos ocurrieron días atrás en la carretera BU-30, en los extrarradios de la capital, lugar donde había ocurrido una incidencia vial y al que se dirigía una Patrulla del Subsector de Tráfico.

Al personarse, un vehículo todo terreno que se encontraba parado en ese punto aceleró, maniobrando su conductor bruscamente y abandonando la zona a gran velocidad, arrollando varios conos de señalización.

Este comportamiento levantó las sospechas de los guardias civiles que le conminaron a que detuviera su marcha, haciendo caso omiso a las indicaciones de los agentes y a las señales acústicas y luminosas del vehículo oficial.

Fue interceptado varios kilómetros después, tras conducir temerariamente, observándose síntomas externos de haber ingerido alcohol.

La prueba de alcoholemia practicada mediante el aire espirado mostró una tasa de 1'13 y 1'18 mg/l, lo que supone superar en más de 4 veces el valor máximo permitido para este grupo de conductores no profesionales, que es de 0'25 mg/l.

Las gestiones practicadas han descubierto que había perdido la vigencia de su Permiso de Conducción, retirado por resolución judicial tiempo atrás, y que el vehículo que conducía había sido sustraído horas antes en la provincia de Palencia, por lo que adicionalmente se le ha imputado un delito contra la seguridad vial y un delito de hurto y uso de vehículo a motor, respectivamente.

Sobre el conductor recaía una orden judicial en vigor de búsqueda, detención e ingreso en prisión, dimanante del Juzgado Penal Nº 2 de Vitoria, ingreso que finalmente se ha hecho efectivo en el Centro burgalés

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad