SUCESOS

La Policía Local detiene a cuatro personas el primer día del año

detenido arresto policia local

Son cuatro varones de entre 16 y 44 años a los que se les imputan delitos contra la seguridad vial, robo con violencia, quebrantamiento de condena judicial y violencia de género.

burgosnoticias.com  | 11/01/2023 - 12:48h.

La Policía Local ha detenido a cuatro varones, con edades comprendidas entre los 16 y 44 años, como presuntos autores de un delito de robo con violencia, otro contra la Seguridad Vial, uno de violencia de género y uno último por quebrantar una condena judicial, ocurridos todos durante el primer día del año. Hay que recordar que del 15 al 31 de diciembre la Policía Local detuvo a otras doce personas, once hombres y una mujer, por la presunta comisión de diferentes delitos.

La primera detención del 1 de enero tuvo lugar cuando, sobre las 02:45 horas, dotaciones de Policía Local recibieron aviso de un altercado entre hermanos en un domicilio de la calle Carmen Sallés. Llegados al lugar, los agentes encontraron a los afectados en la vía pública, donde requieren la actuación policial informando que, momentos antes, se había producido una discusión con un miembro de la familia que tiene en vigor una orden de alejamiento con los afectados. Tras verificar que dicha orden se mantiene en vigor, los agentes de la Policia Local procedieron a la detención de este hombre, de 44 años, como presunto autor de un quebranto de condena dictada por un juzgado, la cual le impedía acercarse a su familia a una distancia de 500 metros.

La segunda detención tuvo lugar una hora más tarde, sobre las 03:45, cuando los agentes fueron informados de un altercado en un establecimiento de la calle Concepción donde, según se indicaba, se encontraba un joven golpeando la puerta del citado local. A pocos metros del lugar, una patrulla de la Policía Local se entrevistó con un joven que los requirió, refiriendo que momentos antes un varón -del que aportó sus características- junto con otros dos jóvenes más, le había zarandeado sustrayéndole el teléfono móvil y huyendo a la carrera. Por fortuna había conseguido darle alcance y recuperar su teléfono sin haber sufrido ningún tipo de lesión. Mientras los agentes buscaban a esta persona por la presunta comisión de un robo con violencia, encontraron a una joven que salía de un local y manifestó a los agentes que tres varones se habían introducido en el establecimiento, donde el acceso era restringido, y uno de ellos, el mismo que había robado con violencia un teléfono móvil, había sustraído un bolso de su propiedad y acto seguido había salido del local.

Se informó de lo sucedido a las patrullas, que buscaron a estas personas por la zona y localizaron a un grupo de tres varones que coincidía con la descripción y que, al verse sorprendidos, salieron huyendo, aunque pocos metros después, y debido al gran dispositivo de agentes que la Policía Local había desplegado en el lugar, fueron interceptados, momento en cual uno de ellos lanzó un puñetazo a un agente. Finalmente se localizaron las pertenencias robadas entre las ropas del joven de 16 años que agredió al policía local quien, además, coincidía con la descripción aportada por los denunciantes, por lo que fue detenido como presunto autor de un robo con violencia y atentado contra agente de la autoridad.

La tercera detención se produjo sobre las 08:45, mientras agentes del turno de mañana que patrullaban por la calle Vitoria hacia la Plaza de Mío Cid observaron una conducción que levantó sus sospechas, por lo que procedieron a entrevistarse con el conductor. En seguida los agentes en reconocieron al hombre como conductor reincidente en la conducción de vehículos bajo los efectos de sustancias prohibidas, teniendo además vigentes varias suspensiones temporales del derecho a conducir dictadas por parte del juzgado. También apreciaron que se encontraba bajo un cuadro de alteración importante, con poca coordinación y desprendiendo un fuerte olor a alcohol, por lo que decidieron inmovilizar el vehículo y dar aviso a una patrulla de atestados. El operador de sala, con los datos facilitados, pudo comprobar aún se encuentran en vigor dos suspensiones temporales dictadas por un juzgado de Santander y otro de Burgos con de fecha fin, de esta última, en junio del 2024. Ante tales hechos se procedió a la detención de este conductor por la presunta comisión de un delito contra la seguridad vial, arrojando además un resultado positivo en la prueba de alcoholemia y siendo incautado, en el correspondiente registro corporal, de una papelina con medio gramo de cocaína.

La última de las cuatro detenciones se produjo a las 21:30 horas del primer día del año por la comisión de un presunto delito de violencia de género ejercida por un hombre de cuarenta años contra su pareja, una mujer 37. Los hechos tuvieron lugar en un domicilio del Barrio de la Ventilla, donde una llamada al teléfono de emergencias 112, informó de una agresión por parte de su marido, lo que le obligó a buscar cobijo en la casa de un vecino, desde donde pudo avisar a los servicios de emergencia. Hasta el lugar se acercaron dos dotaciones de la Policía Local y un vehículo de la Nacional, donde encontraron a la víctima, que informó a los agentes de que, debido a una discusión, su marido la había agredido, provocándole lesiones leves en la cabeza y en la parte superior del tórax al haber sufrido un empujón y haberse golpeado en la caída contra la pared.

Por tales hechos los agentes procedieron a la detención de este varón de 40 años como presunto autor de un delito de violencia de género.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

--- patrocinados ---
Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad