UNIVERSIDAD

La UBU celebrará las elecciones al Claustro

claustro

El Rector y la Defensora Universitaria presentaron al plenario sus respectivos informes del curso 2019-2020.

burgosnoticias.com  | 18/02/2021 - 19:17h.

La mesa del Claustro de la Universidad de Burgos se reunirá en breve para convocar las elecciones al Claustro Universitario, según ha señalado el secretario general Julio Pérez Gil tras la celebración del plenario. El Claustro es el máximo órgano representativo de la comunidad universitaria. Presidido por el Rector y consta de 100 claustrales electos además de los representantes natos (Rector, Secretario General, Gerente y los anteriores rectores de la Universidad que presten servicio activo)

Se renueva cada cuatro años y sus competencias son múltiples desde elaborar, actualizar y reformar los estatutos, a la elección de los miembros del Consejo de Gobierno; que tiene asignados según los Estatutos en representación de los diferentes sectores; elección del Defensor Universitario etc.

De manera telemática esta mañana se ha celebrado el Claustro de la Universidad de Burgos en el que se ha presentado el informe del Rector y de la Defensora Universitaria. Tanto el rector como la defensora universitaria han señalado la situación anómala creada por la pandemia y el cierre repentino de la universidad el 14 de marzo, que abrió una crisis pero que debe ser aprovechada por la Universidad.

Manuel Pérez Mateos comenzó su intervención relatando los hitos más significativos de su mandato y los compromisos adquiridos.

Tras trasmitir las condolencias a los familiares de las personas fallecidas por el covid y la solidaridad con aquellos que lo padecen, dijo que "debemos aprovechar esta crisis para reinventarnos, tanto hacia adentro como hacia afuera impulsando el desarrollo de una economía circular basada en el conocimiento, la investigación y la innovación.

Advirtió la necesidad de aprovechar los planes europeos, nacionales y regionales de recuperación y resiliencia, el Fondo de Recuperación Next Generation de la Unión Europea, que será el mayor paquete de estímulo jamás financiado por el viejo continente con 1,8 billones de euros, que permitirá a España movilizar 140.000 millones para una recuperación verde, digital y estructural. La Universidad de Burgos puede y debe aprovechar las medidas programadas para fortalecer el sistema español de ciencia y tecnología y los planes de I+D+i.

En menos de un mes, la Universidad de Burgos ha presentado 11 manifestaciones de interés (MDI) ante distintos ministerios en H2 renovable, automoción y movilidad inteligente, coches eléctricos, industria inteligente,  economía circular, innovación digital, territorios circulares, así como 12 propuestas en la convocatoria europea de ayudas del Pacto Verde y antes de final de mes presentará otras cuatro propuestas ante la Junta en el marco del Plan Complementario de I+D+i al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno.

El rector considera que, en los últimos años, se ha incrementado espectacularmente el prestigio y la imagen reputacional de la Universidad ocupandoposiciones muy destacadas en los ránquines.

En el capítulo de Estudiantes, señaló que pretende incrementar el fondo de becas y ayudas, impulsar la Mesa de Dialogo, aprobar un plan de participación estudiantil, establecer una plataforma estable de voto electrónico telemático y poner en marcha un servicio de asesoría jurídica para estudiantes.

Pérez Mateos sostiene que se ha rejuvenecido la plantilla del PDI con 63 nuevos Ayudantes Doctores y pretende reforzar cuatro ejes esenciales para el PDI, que resumió en facilitar su carrera académica, eliminar su precariedad, facilitar su formación y asegurar su movilidad, acometiendo nuevos planes de formación personalizada, estabilización, reconocimiento de las diversas actividades que desarrolla, cómputo de la docencia online y posibilitar figuras de investigadores sin docencia y de profesorado dedicado principalmente a la enseñanza.

En cuanto al PAS planea la reducción de la temporalidad y las interinidades y anunció la puesta en marcha del Plan de mejora de la estructura de la plantilla 2021/24.

Para el rector uno de los elementos claves de la Universidad es su liderazgo en investigación. Destacó como proyecto de futuro la creación del Centro de Investigación en Patógenos Emergentes y Salud Global.

En referencia a Políticas Académicas, se mostró orgulloso de la incorporación en tiempo récord de la enseñanza en línea para todos los estudiantes y recordó las más de 30 medidas de contingencia, así como la oferta de diez nuevos másteres y cuatro nuevos grados tras 16 años, así como su objetivo de implantar campus en Aranda y en Miranda.

El rector afirmó que el nuevo Vicerrectorado de Responsabilidad Social, Cultura y Deporte tratará de seguir promocionando estos valores y tratará de erradicar la discriminación por razón de sexo con mayor atención a la diversidad. Además señaló que trabajarán en el sello de calidad COVID 19, en la creación el Aula Universitaria de Salud, potenciaremos los servicios de atención psicológica, la semana de promoción de la salud y las actividades de la Red Española de Universidades Saludables, la realización de cribados y chequeos de salud para la detección de SARS, así como campañas de seguimiento de dieta mediterránea, actividad física y abandono del tabaco y el alcohol.

No olvidó tampoco la internacionalización de la UBU con el establecimiento de convenios con universidades de todo el mundo. Pérez Mateos afirma que se ha incrementado un 24% el número de alumnos internacionales procedentes de más de 20 países y el Centro Internacional del Español ha pasado de 419 alumnos a principios de 2016 a 1145 en 2019.

Trágicamente, la pandemia ha truncado la movilidad internacional. Por eso, la UBU piensa hacer un esfuerzo para construir una reputación de Burgos y su Universidad como un lugar seguro desde un punto de vista global  y conseguir un consorcio para un Campus Europeo Internacional como futuro modelo de educación superior en torno a la industria, la sostenibilidad, la economía circular y el patrimonio cultural.

Asimismo, anunció su propósito de remodelar el Vicerrectorado de Relaciones con la Empresa, incorporando una amplia actividad en torno a planes de recuperación y resiliencia. En los próximos años, este vicerrectorado se dedicará intensamente a las relaciones con la empresa para promover la transferencia del conocimiento, las prácticas externas, la formación dual compartida y la empleabilidad de los egresados.

El recto también hizo hincapié en la sostenibilidad y los compromisos de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible tras recordar que la UBU ocupa la posición 214 entre todas las universidades del mundo con mayor impacto social y económico, la posición 114 en el apartado para el desarrollo de alianzas en el logro de objetivos globales y el puesto 61 en el de trabajo y crecimiento económico.

En cuanto al vicerrectorado de Campus y Sostenibilidad recordó el Plan de Contingencia y prevención frente al SARS y entre sus objetivos señaló el Plan estratégico para la sostenibilidad energética y la gestión del patrimonio institucional, entre otros.

Los objetivos de la Secretaría General pasan por convertir definitivamente a la Universidad en una administración digital, actualizar los Estatutos, desarrollar la Oficina de Atención al Ciudadano y profundizar en la política de transparencia institucional, entre otros, así como expresó su deseo de seguir potenciando el área de comunicación Institucional y de intensificar las acciones destinadas a publicidad y la promoción de UBU-Ranking.

Informe de la Defensora

A continuación, la Defensora Universitaria, Julia Arcos, presentó su informe de este período académico, que definió como "el curso del confinamiento", en el que a pesar de la adversa situación provocada por la pandemia, destacó la excelente respuesta y el interés y responsabilidad con el que respondió el PDI y el PAS para conseguir que el alumnado recibiera enseñanza no presencial durante el curso 2019-2020.

En este período la Defensoría Universitaria abrió 97 expedientes, lo que representa aproximadamente un 5% menos con respecto al curso anterior. De ellos 48 se plantearon desde el inicio del curso al 14 de marzo 2020 y 49 desde el 14 de marzo al 31 de agosto de 2020. Julia Arcos relató la tipología de las actuaciones llevadas a cabo y explicó que el colectivo estudiantil fue el que ha acudido más veces a la Oficina de la Defensora, representando el 82,47% de todas las actuaciones realizadas, seguido del PDI con un 13,40 % del total. Las actuaciones en las que ha estado implicado el PAS han representado solamente un 2.06% y el 2,07 % restante corresponden a las quejas de dos personas que no pertenecían al colectivo universitario.

Arcos detalló que varios de los expedientes tramitados en el segundo periodo han sido iniciados por representantes estudiantiles, por lo que su carácter es más colectivo que particular y afecta en ocasiones a cursos completos o grupos de estudiantes

Los sistemas de evaluación y las calificaciones obtenidas han sido los protagonistas más habituales de las quejas y de las consultas del sector estudiantil. La interpretación de la guía docente también ha sido controvertida y polémica, especialmente las modificaciones llevadas a cabo para su adaptación a la nueva situación, lo que ha suscitado varias quejas y consultas de estudiantes y docentes.

La Defensora se refirió también a la modificación de la tasa de reposición, que ha permitido una importante mejora en la dotación de plazas más cualificadas en la plantilla, consiguiendo un notable avance en la promoción del profesorado funcionario y habló de la justa reivindicación del  profesorado contratado  y del reconocimiento de los complementos retributivos, complemento específico por méritos docentes, quinquenios, y complemento de productividad por actividad investigadora y sexenios que viene demandando.

En este sentido recordó que las defensorías de las cuatro universidades públicas solicitaron al Procurador del Común su ayuda en esta reivindicación para que la Junta de Castilla y León asuma de manera efectiva el compromiso que tiene con este colectivo.

El informe señala que la excesiva carga docente en algunas titulaciones sigue siendo un hándicap para el progreso y promoción de algunos miembros del profesorado y en cuanto al PAS funcionario recordó que sigue revindicando la igualdad de salarios con el resto de las universidades públicas de la comunidad.

Como en ediciones anteriores, calificaciones y sistemas de evaluación han sido los temas más controvertidos para los estudiantes y se refirió en concreto a las quejas presentadas por estudiantes de máster relacionadas con los sistemas de evaluación.

El cierre de la universidad obligó a realizar la evaluación de forma telemática, siendo la vigilancia más complicada, lo que aumentó la desconfianza del profesorado. Este hecho ha supuesto un gran esfuerzo para adaptarse a las circunstancias, tanto al Equipo de Dirección como al profesorado. Las limitaciones impuestas por la Ley de Protección de Datos han sembrado dudas con los resultados de muchas pruebas y pueden, según indicó la defensora, haber llevado en ocasiones a la obtención de calificaciones injustas, creando un sentimiento de impotencia en el profesorado al no poder demostrar sospechas muy fundadas.

La Defensora Universitaria considera que la Universidad de Burgos va en la dirección adecuada por el hecho de que aparece en prestigiosos ránquines y por los indicadores de investigación y de excelencia docente, así como por las cifras de egresados en titulaciones STEAM como muestra del prestigio de la institución académica

Entre otros retos, Julia Arcos pretende fomentar y difundir su papel mediado, una mayor actividad del Consejo Asesor e impulsar las normativas pendientes.

Deja tu comentario
publicidad
publicidad


publicidad